Quinto contenedor

Residuo orgánico | Marrón

Para el reciclaje eficaz de los residuos, Busturialdeko Mankomunitatea está implantando un nuevo sistema de recogida de residuos orgánicos mediante la instalación, en la vía pública, de nuevos contenedores de color marrón.

En estos contenedores, se depositan todos los materiales orgánicos vegetales, cocinados o no, que se generen en el hogar, huerta o jardín. Restos de origen vegetal como son: restos de frutas, verduras, legumbres, pastas y arroces, hortalizas, frutos secos, pan, bollería, restos de flores y plantas en pequeñas cantidades y otros, siempre que sean vegetales. Sin embargo, no se podrán depositar restos de origen animal como los restos de marisco y sus cáscaras, carne, pescado, huevo, peladuras, huesos, lácteos,… También se depositarán materiales como: papeles y servilletas de cocina, filtros de café de celulosa y restos de las bolsitas de infusiones.

No se puede depositar, de ninguna manera, cenizas, pañales, papel higiénico, tampones y compresas, podas de setos y frutales y tierras, que se tendrán que depositar en el contenedor de basura ordinaria, excepto las cenizas, podas y tierras que hay que depositarlas en el Garbigune. Tampoco se depositaran las bolsas de plástico.

¿Cómo hacerlo?

  • Los residuos orgánicos se depositarán siempre en el contenedor marrón en bolsas compostables, las cuales serán repartidas por la Mancomunidad.
  • Si el contenedor está lleno, llévalo al siguiente contenedor marrón más cercano. Nunca lo dejes en la calle.

Beneficios medioambientales

Los biorresiduos que se generan en casa suponen el 43% de los residuos generados en nuestros hogares. Si los depositamos en el contenedor de la basura, su destino es la incineradora, perdiéndose irremediablemente. En cambio, si los depositamos en el nuevo contenedor marrón, se transforman en compost, que enriquece el suelo y que puede emplearse en jardinería, obra civil, agricultura, etc...